jueves, 9 de diciembre de 2010

Recordando a John, con Julia.



"Cada vez que pienso en mis días juveniles en Liverpool, cuando John y yo íbamos a visitar a su madre, me acuerdo de sus dos hermanas pequeñas, Julia y Jacqui. Mi relación con ellas era superficial, pero siempre lo pasábamos bien y compartíamos al menos algún momento agradable. Cuando Julia y yo nos hemos vuelto a encontrar hace poco, me ha encantado comprobar que conserva viva esa antigua chispa tan propia de su familia." (Paul McCartney en el prólogo del libro de Julia Baird y Geoffrey Giuliano, “John Lennon, mi hermano”, Ediciones Temas de hoy, 1988)


Julia, a la derecha de John

Un hombre rico le pidió a Sengai que escribiera algo acerca de la prosperidad de su familia, algo que pudiera pasar de generación en generación como un tesoro. Sengai tomó una hoja grande de papel y escribió: ”El padre muere, el hijo muere, el nieto muere”.
El rico montó en cólera: “¡Te pedí que escribieras algo para la felicidad de mi familia! ¿Por qué me tomas el pelo?”
“No intento tomarte el pelo –explicó Sengai-. Te produciría una profunda aflicción que tu hijo muriera antes que tú. Si tu nieto falleciera antes, a los dos se os rompería el corazón. Si los miembros de tu familia, generación tras generación, van muriendo en el orden que he descrito, seguirán el curso natural de la vida. A esto le llamo yo la auténtica prosperidad.”



"Personalmente, entiendo esta sabiduría Zen. Nuestro mundo se derrumbó con la muerte prematura de nuestra madre. Jacqui y yo estábamos empezando a asimilar la idea cuando falleció nuestro padre. Pero la muerte de John supuso un caos y desató un enjambre de sentimientos violentos: ira, tristeza, aflicción, dolor y deseperación. Me resulta más fácil aceptarla si echo la vista atrás, a nuestra infancia y recuerdo los días felices en que vivían nuestros padres. Es como volver a la normalidad."
(Julia Baird, en el Prefacio de su libro)

Al llegar a las oficinas de Mathew Street (abril de 1991), que tan generosamente nos prestó como hizo el año anterior y el siguiente, nuestro amigo Dave Jones (colaborador especial y asistente en las Semanas Beatles en Huelva, asesor en temas beatles del Ayuntamiento de Liverpool, director de Cavern City Tours y actual propietario de The Cavern) nos dijo que era difícil concertar una cita con Julia porque trabajaba en Cheshire y ese era un día laborable. Pero nos dió su teléfono, la llamamos y, con algo de diplomacia andaluza (como dijo Dave), la convencimos. Puso a una sustituta para sus clases de Francés y se presentó en Liverpool. Comimos juntos y charlamos largo y tendido sobre su hermano. Algunas curiosidades que, si vienen al caso, algún día contaré. Recuerdos familiares, como os podéis imaginar, y de la época en la que eran asiduas en la Caverna (!!!).



Entre otras anécdotas: nos dijo que ella era más de los Rolling… Pero con el cariño que hablaba de su John, me pareció una broma. Nos habló de que durante un tiempo habían perdido el contacto, pero que a partir de mediados de los setenta lo habían recuperado y que recibía de vez en cuando alguna carta o postal (firmaba: Tu hermano John, tío de tus hijos) y que hablaban horas y horas (“Colette”, a cobro revertido, como le pidió él) por teléfono. El tema siempre era la familia, en especial su madre. Se quejaba de no poder ir a Liverpool por temor a que después no le dejasen volver por los problemas con su carta verde. Poco antes de que muriera habían quedado en que se verían en Nueva York en Enero del 81… Semanas antes de nuestra visita estuvieron con ella Yoko y Sean, por fin en Liverpool. Como curiosidad, para compartir, tuvimos el inmenso honor de firmar en el libro de visitas del Ayuntamiento en una página posterior a la de Paul (había estado unos días antes con Dave) y un par de ellas de la de Yoko.
Siempre recordaremos ese encuentro. Gente bastante sencilla y amable. Ese detalle que tuvo con nosotros no lo olvidaremos.¡Incluso quiso pagar nuestra comida! (Sería por el tipo que llevábamos, que no era precisamente de gentlemen)
En la foto, con Julia y Dave. Mientras él atendía "otra" llamada telefónica, hablábamos con mi incansable compañero y entrañable amigo, Pepe Barros, que no aparece en la foto.

18 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Enorme encuentro y maravilloso recuerdo para ti!He disfrutado,gracias por compartir!
Un abrazo

babelain dijo...

Yo tambien de doy las gracias por compartir esos recuerdos (como Tsi), Paco. También coincido con Sengai (siempre me interesó el zen). Que chavalillos más inocentes tocando en The Cavern; ¡que noche la de aquel día!.
Saludosssssssss

Evánder dijo...

Un recuerdo compartido aumenta de valor, sin duda alguna.

Gracias por compartirlo.

Un saludo!

Txals dijo...

Una gran suerte recibir estas historias de primera mano. Gracias

Freaky Boy Hood dijo...

Paco, sigue contando anécdotas de estas, tío. Son geniales.

Sengai, Sengai, jajajaja

Un abrazo amigo

Johnny Dibud dijo...

Joer, amigo, creo que me gustan más estas anécdotas que leer datos oficiales. Adelante. Salud.

ROCKLAND dijo...

¡Fantástico relato!

A seguir con más cosas de esta ¿eh?

Saludos.

Paco dijo...

Tsi, Bab, Evánder, Txals, Freaky, Johnny y Rockland, gracias por escuchar los recuerdos de un pirao por John. Abrazos.

Tom/Shine. dijo...

My Din, ese tipo de encuentros son los que uno nunca se olvida, wow.

Si me emocioné conociendo al hombre de la radio, imaginate como sería con la misma hermana de John Lennon, que suerte han tenido. Mucha suerte.

See ya!

Sublimomiscarencias dijo...

Que interesante! creo que ahora tengo más ganas de leer ese libro que el que me había propuesto de Cynthia... ni más! me leo los dos! JAJAJAJA

Tenías toda la razón con el jardín de Liverpool! yo pretendía poner ese pie de imagen en las otras fotos y luego explicar que John recordaba el original de Liverpool para la canción... y finalmente lo lié todo con las prisas! soy un desastre... pero muchas gracias!

Me encanta tu blog, obvio por eso lo sigo! JAJAJA en fin, nos vemos por aquí!
saludos.

Paco dijo...

Tom Shine, Sublimomiscarencias, See ya!

Piero dijo...

Excelente anécdota que mas puedo decir una pena que Julia no volviera ver a John y que buena la foto del encuentro con ella debe ser una experiencia única tener a un familiar del entorno de Lennon.
Un abrazo y felicitaciones por la página
Muy buena de verdad
Su amigo
Piero

Ringo dijo...

Me añado a las felicitaciones.... excelente post!!!

Paco dijo...

Tom Shine, Sublimomiscarencias, Piero, Ringo, gracias por los halagos y por pasaros por ninguna parte. Saludos.

WODEHOUSE dijo...

QUE POST MAS INCREIBLE. UFF.

David dijo...

Se me pasó este post, que me ha encantado!!, por cierto.

Ana Marisandra dijo...

hola paco,gran entrada,me encanta tu blog...como es eso que mi blog huele a rosas???,en fin te felicito por este blog,muy wenas entradas...me salgo del tema...te gusta bob dylan???

Paco dijo...

Wodehouse, David, Ana Marisandra (adoro a Dylan), gracias. Saludos.