miércoles, 14 de marzo de 2012

Paul McCartney - Kisses on the bottom


Está claro que me va a resultar una tarea harta difícil intentar ser objetivo con un disco nuevo de Paul McCartney, pero quede asimismo claro que no voy a poner ningún empeño en ello.
Si esperas encontrarte con un disco típico de Macca, ya empezamos mal. Aquí no hay ningún rock’n’roll con esa apabullante fuerza a la que nos tiene acostumbrados ni ninguna melodía pop de las que él sabe confeccionar como nadie, con esos estribillos pegajosos con los que tenemos que convivir varios días sin poder quitártelos de la cabeza. Entonces… ¿qué nos encontramos?



Pues te encuentras a un Paul crooner (ha grabado con un micro utilizado en su día por Nat King Cole) cantando espléndidamente una serie de standars de jazz y swing, de los que él solía escuchar con su padre (que como sabemos formaba parte de una banda). Temas de los 30 a los 50, como el tema del vídeo (con el que comienza el disco) I’m gonna sit right down and write myself a letter, It’s only a paper moon, Bye bye blackbird o The glory of love. He leído por ahí que es un disco aburrido… lo será para el que no le guste este tipo de música, pero al que sí, va a disfrutar como un cochino en un charco.
A esta colección de clásicos, Paul ha añadido dos temas propios en la misma línea (en la edición deluxe se incluye una preciosa versión de su tema Baby’s request, del álbum Back to the egg) con la colaboración de Eric Clapton y Stevie Wonder. Este es otro de los atractivos del disco: los músicos de los que se ha rodeado. Imposible hablar de escasa calidad, como he podido leer en algún comentario, cuando ejecutando las partituras con precisión y exquisito gusto se encuentran, entre otros, Diana Krall (piano en todos los temas) y John y Bucky Pizarelli dando una clase magistral de cómo tocar la guitarra.
Si ya había hecho su homenaje particular al rock’n’roll con sus recopilaciones Choba B CCCP (también llamado disco ruso) o el más reciente Run Devil Run, por qué no a esa otra música que le acompañó durante buena parte de su infancia. Producido escrupulosamente por el gran Tommy LiPuma, el sonido es perfecto, sin paliativos.
En resumen, una gozada para los amantes de la música de calidad, lleve la etiqueta que lleve. Otra muestra: My very good friend the milkman:

17 comentarios:

Jah Work dijo...

Tremendas las dos canciones Paco! No sé donde había leído algo negativo del disco y ya ni me había parado a investigar más sobre él! Pues si esto es negativo, que siga en la línea!

Un saludo!!!

Mansion On The Hill. dijo...

Paco, estaba esperando esta entrada como agua de Mayo ya que tu opinion sobre este nuevo proyecto de Paul me interesa mucho.

Me he bajado el album (tengo intencion de comprarlo, ya que desde Flamming Pie me pillo todo lo nuevo de Macca) pero habia algo que me generaba dudas. Gracias por alclararmelas.

Esta noche me pongo con el.

Un abrazo

Freaky Boy Hood dijo...

A mí me parece, por lo poco que he oído, que lo voy a disfrutar como un cochino en charco...

Un abrazo Nowhreman.

Evánder dijo...

Tengo pendiente un post sobre este disco. Me lo regalaron hace un mes. Pero te me has adelantado, jaja. Eso por esperarme tanto.

Un disco genial. Lo haré dentro de un tiempo, sin ánimo de competir con el tuyo.

Un abrazo, Paco!

Madame de Chevreuse dijo...

Muy recomendable en los tiempos que corren. El otro día por fin escuché entero en un viaje y es relajante a más no poder.
Baci e abbracci

Addison de Witt dijo...

Lo tengo pendiente, caerá en breve, Paul en plan crooner, tampoco es tan nuevo, a todos nos suena aquel When I'm Sixty-four ¿no?.
A mi me gustará fijo...
Saludos a todos.

Naomi And The Beatles dijo...

Pues me encanta, suena de maravilla, me gusta el estilo y no se porque parece desagradar!
Para mi está pendiente! Lo voy a disfrutar seguro!! :)

Un saludo Paco! :D

paulamule dijo...

Vaya, vaya, vaya. Excepto a Madame, creía que a nadie le gustaba este disco incluido tú, Paco. O por lo menos eso es que lo que pusieron a mí en mi blog cuando hice la reseña. Todos coincidían en lo vergonzoso del disco y yo no alcanzaba a entender el porqué. Pero bueno, dejémoslo estar. Esta es una de las cosas que me hacen echarme pa'trás en los comentarios.
Y sigo en mis trece: gran disco.
Salud.

antonilópez dijo...

Parace que sir Paul a dado en el clavo con su nuevo disco. Otra genialidad de las suyas. Los videos suenan a gloria.

Saludos.

ned henry dijo...

te lei anoche Paco, y por lo que te lei me he dado cuenta que este disco parece bastante disfrutable, porque a mi esos sonidos me encantan, lo escucho en cuanto pueda. Abrazo!

Chupi dijo...

Bueno Paco, sabes que te doy la razón en mucho de lo que comentas del disco, ya me he dado cuenta que lo has escuchado mas de una vez, como nada es definitivo y ya sabes que pasa cuando te anticipas quería verte para comentarte mas de este disco, aunque en mi entrada ya daba a conocer la calidad en producción y colaboraciones amén de la voz de Paul, como ya dije en mi crítica este disco emerge a medida que lo escuchas, pero sigo pensando que ha sido un capricho sin pensar mucho en nosotros.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Pues... no sé qué esperaba el personal, yo lo escucho y lo encuentro la mar de placentero, no me parece justo que se hable mal de este disco. Es un álbum elegante y con clase. ¡No va a meter sintetizadores! Paul McCartney se puede permitir el lujo de grabar por gusto.

babelain dijo...

Ya pusieron un tema por ahí en un blog de los que somos habituales (no recuerdo cual) y poca gente hablaba bien de él. A mi me parece que es un gran acierto de Paul. Lo que he oído me parece buenísimo. La elección de temas, la voz de Paul, los músicos, el sonido...

En fin que lo mismo disfruto de esto que de Blue Cheer. Suerte que tenemos, no?
Gracias, Paco.

Saludosssssssssssss

Paco dijo...

Gracias por pasaros. La verdad es que siendo algo distinto alo que esperábamos, tiene calidad por un tubo. Ahora, hay que darle varias escuchas. Y lo merece.
Mansion, antes del Faming Pie hubo alguna cosilla más. No te pierdas, lo recomiendo a los que no lo conozcais, la inminente edición remasterizada (por 2ª vez...) del Ram. McCartney en plenitud de facultades, como músico y como vocalista...
Ostras, lo siento, Evánder. Yo también tenía pendiente un post sobre Because, te lo juro, jaja.
Y además esa mezcla aislando las voces. Máximo nivel mundial en armonías vocales, jeje.
Bab, recuerdo el single de Summertime Blues.
Perdona de nuevo, Paulamule, tienes razón, cambié de opinión. No se puede escuchar un disco una vez y además con prejuicios. Antes ...
Aitor, tú sintetizando: elegante y con clase. Cómo eres.
Freaky, Ya te imagino en el charco, jaja.
Jah, si te han gustado estos dos temas, no lo dudes.
Madame, perfecto.
Ned, tú disfrutas, se te nota, con el blues y con el jazz. Te va a encantar.
Antoni, otra genialidad... compartida con la "banda" que le acompaña.
Naomi and The Beatles, si te han gustado los temas de los vídeos...
Addison de Witt, te gusta seguro, je,je.
Chupi, a mí no me hables más. Fuera.
A todos los visitantes menos uno, abrazos gigantes.
A ese uno, que vaya rezando dos letitbes y veinte eleanorrigbys, antes de encontrarmelo en los futbolines de nuestro pueblo.
Ya hablaremos.

ned henry dijo...

Buenos días Paco, no hace falta que me contestes, solo paso a decirte que lo escuché anoche y que ésta es precisamente la clase de "negocios sónicos" en los que ando últimamente. Consecuentemente me encantó y pienso disfrutarlo todo lo que pueda. Para mi esto es bastante más potable que el No More Lonely Nights del Broad Street, perdóname si ofendo tus gustos o algo. Pero es que Paul (a una escucha) lo hace magníficamente, no se mete en alardes vocales tipo crooner imposibles para él, porque él es un gran cantante de rocanrol y pop, pero en estas aguas jazzisticas también nada bien por eso, por que no quiere dar una imagen que no es la suya y se limita a sus registros vocales más naturales, los suyos. Nada de cantar sin saber a lo Frank Sinatra o Andy Williams (sin saber y sin poder) como hizo George Michael en Song From The XX Century, un buen disco, por cierto, pero pelín sobrecargado de arreglos y con Michael más preocupado de dar la talla cantando que de cantar con sus propios registros.

Tio!! que me voy por la tangente, abrazo, gran descubrimiento!

Chupi dijo...

Pues vete preparando para cuando nos veamos en la puerta de los futbolines, te voy a dar una paliza con este disco que lo vas a flipar.

charomontiel dijo...

La primera escucha me hizo adorarle, la segunda me rabió no encontrar qué sé yo....Y a partir de ahí, toooodas las siguientes me encandiló. Es un conjunto de canciones, y si hablamos de la edición deluxe todavía más, alabando a todo el trasfondo que forman las canciones típicas de Macca. Lo veo como la obra fruto de la destilación de todas sus joyas. No lo creeréis, pero el disco me ha hecho recordar muchos temas rockandroleros y con esa fuerza que dices que le falta a éste.Un beso Paco!